adminmargarita No hay comentarios

AUTENTICIDAD EN EL LIDERAZGO

En nuestros días hablar de liderazgo debe apuntar a una perspectiva de autenticidad.

Si bien en el entorno empresarial conocemos muchas herramientas enfocadas en desarrollar competencias de liderazgo para que los líderes sean más efectivos y logren los resultados que espera la organización; es hora de empezar a promover la autenticidad en el liderazgo.

¿Qué es ser auténtico?.

El doctor Phil McGraw lo define en esta frase:

“Sea usted mismo.
Ser usted mismo es:
ser quien usted es, cuando no tiene la presión del juicio o,
antes que el mundo empiece a empujarlo y a decirle quien se supone que usted debe ser”

Ser auténtico es ser fiel al ser que cada uno es sin temor de que las debilidades queden al descubierto.

La autenticidad trata de aceptar las debilidades, quererlas y mostrarse al mundo tal como es cada uno.

La persona auténtica no actúa para caer bien, ni para impresionar, ni para inspirar compasión o cualquier otra intención. Actúa porque disfruta ser la persona que es, y siendo como es crea conexión con otros y relaciones duraderas.

Nos relacionamos con personas que nos gustan más que otras y quienes se muestran tal como son, inspiran confianza y cercanía. Son auténticas.

Sin embargo, en el recorrido de la vida, todos, sin excepción, somos moldeados de una u otra forma por nuestro entorno.  Nos enfrentamos ante hechos, eventos o situaciones que comprometen nuestra autenticidad sin que tengamos plena consciencia de que eso está sucediendo.

Ser Auténtico, no implica darse el permiso para ser grosero, desagradable o descortés. Significa que el individuo conecte con su esencia, para que otros conecten con él; de otra forma, se socava la posibilidad de ejercer influencia, de ser un líder. El secreto está, en dejar de ser lo que “debería ser” , y ser su YO verdadero.

He aquí, algunas reflexiones tomadas del libro de Michelle Tillis Lederman, (11 principios para ganarse la confianza y el aprecio de los demás) acerca de la autenticidad:

  • Se tú mismo. Habla, escucha y comparte con naturalidad.
  • No existe una manera correcta o incorrecta de interactuar.
  • Lo que es correcto es lo que es adecuado para ti. Lo cual no es permiso para ser grosero ni desagradable.
  • No hay un DEBERÍA SER. Tu yo verdadero es tu mejor yo.

¿Eres consciente de cómo impactas en tu entorno siendo tal como eres?

adminmargarita No hay comentarios

LA RELACIÓN MÁS IMPORTANTE ES CONTIGO MISMO: «YO PUEDO porque YO SOY»

La Relación más importante es contigo mismo: YO PUEDO porque YO SOY

No me salen muy fácil las frases que te impulsan a lanzarte, las frases motivadoras, las que dicen “tú puedes, lánzate, hazlo”, porque creo que primero va algo más profundo, va el autoconocimiento, va CONECTA CONTIGO.

Estoy convencida de que cuando alguien quiere lanzarse a algo, no importa que le digas que puede hacerlo. Quizás se lo crea un rato, ratico, pero la emoción le dura un chin, poco, poquito.

Cuando veo a alguien que quiere algo, pero no se ve haciéndolo, o se boicotea, vacila, o renuncia; me hace más click llevarle a averiguar ¿para qué? , para qué no lo haces, o para qué quieres hacerlo, para qué lo quieres.

  • Apunto más al autoconocimiento; a reconocer habilidades, fortalezas; a reconocer limitaciones, al entendimiento de las creencias, y a descubrir los valores y principios que rigen la vida de cada uno;
  • Apunto a CONECTA CONTIGO, porque cuando el individuo logra estar conectado a sí mismo, logra ver sus posibilidades, se compromete, se desafía y así, es capaz de lograr lo que se propone.

Cuando el individuo logra un elevado conocimiento de sí mismo:

  • se prepara para afrontar de manera asertiva los vaivenes de su existencia
  • construye una vida de mayor plenitud
  • tiene dominio de sus emociones
  • tiene consciencia de su nivel de control ante la adversidad  o los problemas

En el proceso de lograr metas y objetivos estamos expuestos a obstáculos que desafiarán nuestra confianza, nuestro coraje, nuestra resiliencia. Ante los problemas o adversidad, algunos sucumben a la desesperación, a la victimización, a la frustración; otros lo enfrentan con asertividad, manifestando un elevado dominio de sus emociones y autoconocimiento.

Ser consciente del nivel de control que ejercemos sobre los problemas y adversidad es parte del proceso de autoconocimiento  y es lo que determina nuestra actitud.

Debemos ser capaces de distinguir cuándo ejercemos control directo, indirecto o nulo ante las circunstancias que consideramos adversas o desfavorables:

  • Tenemos control directo sobre lo que nos afecta. Depende de nosotros.

Ejemplo:  Si alguien emite un juicio o una crítica que el otro considera desfavorable o desafortunada, quien es criticado tiene el poder de otorgarle importancia o no a ese juicio. La persona criticada decide si lo que se dice de él o ella le afecta o no, esencialmente porque tiene un elevado conocimiento de si mismo.

  • Ejercemos control indirecto

Ejemplo: Siguiendo con el ejemplo anterior, decimos que la persona criticada desfavorablemente tiene el poder de decidir cómo le afecta la crítica, pero no tiene el control de decidir lo que el otro piensa o juzgue; no obstante, Sí puede decidir actuar para modificar el juicio del otro, partiendo del entendimiento sobre la interpretación subjetiva sin la intención de modificar el pensamiento del otro.  Solamente se abre a la posibilidad de modificar su propia actuación a partir del juicio del otro.

Cuando tenemos consciencia de que no depende de nosotros decidir lo que piensan los demás, se manifiesta el autoconocimiento y aceptación del individuo, quien es capaz de aceptar los límites de su control y actuar e influir para generar algo diferente.

  • Cuando los obstáculos, inconvenientes o dificultades son indisolubles y son imposibles de controlar.  Sólo queda convivir con ellos y aceptar que no depende de nosotros y no le damos paso a tener injerencia en nuestra plenitud.

El autoconocimiento es un proceso, es un compromiso que está presente cuando el individuo es capaz de cuestionarse, asumir la responsabilidad de sus actos, de sus resultados y es consciente del nivel de control que puede ejercer.  No hay responsabilidad hacia afuera. El individuo actúa tomando el control de lo que le ocurre.

Cuando un YO PUEDO se manifiesta en acciones y resultados es porque antes hubo un YO SOY.

Si en ocasiones no somos capaces de lograr lo que queremos, existe la posibilidad de que haya aún preguntas sin respuestas que dependen del autoconocimiento.  Quizás convenga cuestionarte:

  • * ¿Para qué?
  • * ¿Cuáles son mis recursos?
  • * ¿Qué me hace falta y cómo puedo obtenerlo?
  • *¿Qué creencias me estás paralizando?
  • *¿Vale la pena, vale el esfuerzo?
  • *¿Voy a disfrutar el camino?

Hablamos de autoconocimiento, cuando podemos responder nuestros ¿para qué?.

El autoconocimiento es un proceso que ocurre en el presente.  Es un ejercicio de vida que nos eleva la consciencia y vivir en coherencia.

Es habitual que en la cotidianidad se nos escape el espacio para estar en contacto con nosotros mismos, no prestamos escucha a nuestra voz interna y estamos más prestos a vivir alejados de nuestra esencia valiosa.

Para empezar a vivir de acuerdo a tu Yo van algunas ideas:

  1. Sé agradecido contigo mismo.
  2. Identifica tus puntos fuertes.
  3. Reconoce tus limitaciones y sé generoso contigo mismo.
  4. Busca retroalimentación objetiva y honesta
  5. Celebra tus logros
  6. Acepta los niveles acerca de lo que puedes controlar.

Lograr lo que te propones inicia con una relación profunda contigo para conocerte y conectarte con quien Realmente eres. Se trata de CONECTAR CONTIGO.

adminmargarita No hay comentarios

LIDERAZGO Y AUTENTICIDAD

Desde que la palabra Líder visitó el entorno empresarial, llegó para quedarse. Desde entonces han surgido muchas herramientas enfocadas en desarrollar competencias de liderazgo para que los líderes sean más efectivos y logren los resultados que espera la organización.

Administración de Proyectos, Visión Estratégica, Planificación Estratégica, Administración del tiempo, Trabajo en Equipo, Relaciones Interpersonales, Toma de Decisiones, Comunicación Efectiva, Motivación, Coaching, entre otras, se cuentan entre las numerosas temáticas genéricas que apuntan al desarrollo de las competencias de liderazgo.

Estas referencias que existen, gracias al aporte de personas que se dedican a pensar y desarrollar teorías, supuestos e ideas geniales, han ayudado sin lugar a dudas, a crear tendencias y enfoques para mejorar aspectos relevantes en la gestión de liderazgo; y éstas han tenido impacto significativo para unas personas, o menos significativo para otras personas.

A mi juicio, que sea más o menos significativo, depende, de quién es la persona que recibe el conocimiento, más que del conocimiento mismo.

De allí, que tomo como enfoque, para hablar y compartir acerca de liderazgo; empezar por la persona que es líder, por lo que dice, por lo que hace, por la persona que se relaciona e influye por quien es.  Se trata de hablar de liderazgo desde una perspectiva de autenticidad para la conectividad.

Un Líder que actúa en autenticidad, goza y disfruta de la persona quien es, y desde este lugar se regala la posibilidad de ser su YO verdadero, ser auténtico.

¿Qué es ser auténtico?. El doctor Phil McGraw lo define en esta frase:

“Sea usted mismo.
Ser usted mismo es:
ser quien usted es, cuando no tiene la presión del juicio o,
antes que el mundo empiece a empujarlo y a decirle quien se supone que usted debe ser”

Vivir en AUTENTICIDAD permite construir relaciones verdaderas, por eso vale la pena serlo. Un Líder que conecta con otros, es un SER AUTÉNTICO. Cuando el deseo y la acción del individuo van de la mano, se manifiesta su verdadera autenticidad, es decir, cuando actúa porque es lo que quiere; se desencadena el MEJOR YO, un mejor Líder.

El Ser Auténtico, no implica darse el permiso para ser grosero, desagradable o descortés. Significa que el individuo conecte con su esencia, que brille para que otros conecten con él; de otra forma, se socava la posibilidad de ejercer influencia, de ser un líder. El secreto está, en dejar de ser lo que “debería ser” , y ser su YO verdadero.

Sin embargo, en el recorrido de la vida, estamos constantemente ante hechos, eventos o situaciones que comprometen nuestra autenticidad sin que tengamos plena consciencia de que eso está sucediendo.

Sin excepción, todos somos moldeados de una u otra forma por nuestro entorno, por los sistemas en los cuales interactuamos, por nuestras experiencias y por nuestras relaciones; dando paso a la creación de un “SER DEBERÍA”, aquel que actúa y se comporta para agradar a otros o para ser admirado por otros; ése que actúa para otros y no para sí mismo.

En la vida nos encontramos con personas que nos gustan más que otras. En mi experiencia aquellas con las cuales me gusta compartir son quienes se muestran tal como son. Son auténticas. No actúan para caer bien, ni para impresionar, ni para inspirar compasión o cualquier otra intención. Actúan porque son como son.

Ser fiel al ser que cada uno es, sin temor de que las debilidades queden al descubierto, permite  CONSTRUIR RELACIONES VERDADERAS. De eso se trata la autenticidad, de aceptar las propias debilidades, quererlas y mostrarse  tal como es cada uno.

He aquí, algunas reflexiones tomadas del libro de Michelle Tillis Lederman, (11 principios para ganarse la confianza y el aprecio de los demás) acerca de la autenticidad:

  • Se tú mismo. Habla, escucha y comparte con naturalidad.
  • No existe una manera correcta o incorrecta de interactuar.
  • Lo que es correcto es lo que es adecuado para ti. Lo cual no es permiso para ser grosero ni desagradable.
  • No hay un DEBERÍA SER. Tu yo verdadero es tu mejor yo.

 

¿Estás viviendo en autenticidad? ¿eres consciente de cómo impactas en tu entorno? CONECTA CONTIGO